La máquina más rápida del mundo, 660m2/h